lunes, 7 de julio de 2014

Analizamos a fondo las patas de gallo


Las arrugas son inebitables con el paso del tiempo y una de las más temidas son las famosas Patas de Gallo, esas arrugitas que aparecen justo al lado del ojo y se convierten en un incomodo acompañante de viaje. Hoy vamos a analizar en profundidad estas temidas arrugas para enfrentarnos a ellas como unos auténticos profesionales.

¿QUÉ SON LAS PATAS DE GALLO?

Es el nombre común con el que se conocen a las pequeñas arruguitas que aparecen junto a los ojos. Suelen ser de anchura finita e inclinación horizontal. Se denominan así por su semejanza con las patas de de los gallos. 

¿CÓMO SE PRODUCEN?

El movimiento de los ojos es continuo durante toda nuestra vida. El parpadeo cada dos o tres segundos y los movimientos de expresión constantes hacen de esta zona del cuerpo una de las más activas. Como consecuencia es habitual que aparezcan arrugas debidas a uso constante de la piel. 

Además muchos de nuestros habitos cotidianos propician que se acelere e incremente la aparición de las arrugas, por ejemplo una exposición prolongada a los rayos ultra violeta, la falta de sueño, una alimentación deficiente o el vicio de fumar. 

¿CUÁNDO APARECEN?

No existe una edad exacta a la que pueda achacar la aparición de las patas de gallo. Dependerá de muchos factores personales y de los hábitos de vida. En algunos casos muy tempranos pueden llegar a parecer en torno a los veintipico aunque lo normal es comenzar a verlas sobre los 30, aumentando la cifra cuantos más años pasan.

Como no queda muy clara la aparición y dependerá de cada persona lo mejor es aprender a prevenirlas y combatirlas. 


¿CÓMO PREVENIRLAS? 

Para prevenir las patas de gallo voy a repetir un consejo que me habréis escuchado muchas veces: Hidratación. Tener una piel hidratada te ayuda en la gran mayoría de problemáticas antiedad y las patas de gallo son una de ellas. Utiliza cremas hidratantes de forma diaria para empezar a prevenir estas molestas arrugitas.

Este verano y cualquiera de ellos protégete del sol. Las cremas solares te ayudarán notablemente a prevenir la aparición de arrugas. 

Incorpora en tu dieta alimentos que contengan vitaminas C y E, que son las que aportan vitaminas y reparan la piel. 

Deja de fumar. Si.. se que es complicado de decir pero tu salud te lo agradecerá y tus patas de gallo también.

¿QUÉ HACEMOS PARA ELIMINARLAS?


Si el paso de los años nos ha dejado patas de gallo sin remedio no te preocupes, aún hay solución. Existen numerosos tratamientos de medicina estética que te ayudarán a eliminar de forma rápida y eficaz las patas de gallo.

El más conocido son las infiltraciones de botox o toxina botutolínica aplicado por profesionales en un centro adecuado y con los materiales correspondientes.

Otra opción menos conocida e igual de eficaz es el láser. Garantiza unos buenos resultados llegando en profundidad a las arrugas. 

Y ahora que sabemos todo esto no más arrugas en nuestros ojos. Un besazo chicas, nos vemos en las resdes @kellyboops o facebook Estar Guapa es un Buen Plan