martes, 11 de junio de 2013

¿Qué son mamas tuberosas?


Como todos los martes, seguimos hablando sobre cirugía estética del pecho, una sección para ayudar a todas las chicas que necesitan información sobre las intervenciones de cirugía mamaria. 

Estoy segura que todas vosotras habréis escuchado en alguna ocasión el término "mamas tuberosas", suena tan raro que te preguntas asustada si tú las tienes, o no, si es malo para la salud o en qué puede afectarte. En el post de hoy voy a intentar explicar de qué se trata esto de las mamas tuberosas y en qué puede o no afectarte.


QUÉ ES QUÉ NO ES UNA MAMA TUBEROSA

La mama tuberosa es el resultado de un desarrollo anormal de la mama, como su nombre indica tiene forma tubular. Se caracteriza por la falta de volumen en los polos inferiores provocando que parezca mucho más larga de lo normal. Es habitual que presente un aspecto pequeño, aunque también las hay grandes. Este problema puede darse en un pecho o en los dos. 

Si tienes mamas tuberosas seguramente ya te habrás dado cuenta  o tu doctor  te lo habrá comentado. Por lo tanto, puedes estar tranquila. No se trata de nada peligroso que pueda surgir o no y no tiene nada que ver con tumores, aunque estéticamente es un problema que la gran mayoría de mujeres decide resolver.

LAS CAUSAS

Las mamas tuberosas se desarrollan debido a un anillo en la base del pecho que restringe su crecimiento normal y la expulsa hacia el exterior creando la forma de tubo. Se puede identificar en la adolescencia cuando empieza a crecer el pecho.

TIENE SOLUCIÓN

Por supuesto que la tiene. Si tus mamas son tuberosas  puedes estar tranquila, las diferentes técnicas de mamoplástia para resolverlas están muy desarrollada. Sólo tienes que escoger el cirujano que te transmita mayor confianza y muéstrale tu problema. Estudiará personalmente tu caso para ofrecerte la mejor solución. Normalmente se tratará de una intervención conjunta de aumento, elevación y reconstrucción. Mi consejo, busca el mejor cirujano que puedas pagar, es tu cuerpo y tu salud.  puedas pagar, es tu cuerpo y tu salud. Yo ya sabéis que confío en dos grandes profesionales, la Dra. Isabel de Benito y el Dr. Antonio Porcuna