miércoles, 7 de agosto de 2013

Como curar las ampollas


Las fiestas hasta altas horas de la noche, un buen paseo haciendo turismo por la ciudad, un poco de senderismo por la montaña... sea como sea, el verano suele ser una época propicia para que aparezcan ampollas en nuestros pies. Son dolorosas, incómodas y pueden estropear una velada agradable.



PREVENIR

Si prevees que vas a pasar varias horas caminando, o vas a salir de fiesta con esos tacones que te encantan pero nunca puedes ponerte, ten precaución. Como dice el refrán, más vale prevenir que curar, y nunca mejor dicho. Si crees que puede aparecer alguna ampolla en tus pies utiliza alguno de los muchos método que existen de prevención. Las tiras de gel, tiritas o barras de baselina... te ahorrarán un buen disgusto más tarde.

CURAR

Las ampollas son bolsas de líquido que se forman en la parte superficial de la piel debido, principalmente, por rozaduras o quemaduras. Cuando se producen, duelen y molestan y se pueden convertir en un gran incordio.

Es recomendable romper la ampolla para que salga el líquido que contienen, con una aguja esterilizada y un hilo puedes pincharla, aunque no lo creas, esto aliviará tu dolor. 

Con cuidado, como si fuera una herida, desinfécta la ampolla para que no tengas más problemas con ella.

Para terminar, lo ideal sería que utilizaras una tirita de gel reparadoras que te permitirá seguir bailando toda la noche.

Este verano no permitáis que nada pare vuestros pies. Un besazo enorme a todas. Nos vemos en las redes @kellyboop o facebook Estar Guapa es un Buen Plan