martes, 11 de noviembre de 2014

Renee Zellweger y la cirugía estética


Hace un par se semanas Renee se convirtió en portada de todas las revistas y periódicos, no porque haya hecho una nueva película ni por ningún logro profesional, su transformación física de manos de la cirugía estética ha hecho que el público ponga en ella todas las miradas.


No es la primera ni la última en cambiar de aspecto recurriendo a las manos expertas de un cirujano, pero en este caso, en el que creo que el resultado es impecable, el cambio es muy radical. No parece ella, en absoluto. La nueva Renee es una chica muy guapa, con un rostro completamente diferente.


No podemos criticarla por decidir tomar esta decisión, más aún cuando el resultado es notablemente bueno, pero la pregunta que surge es otra ¿Era el momento o quizás demasiado pronto? La cirugía estética antes de tiempo puede ser peligrosa, debe hacerse en el momento adecuado. El otro día me sorprendía leer una declaración de la cirujana Isabel de Benito en la revista VOGUE aquí, que decía, y cito textualmente 

"Son mujeres –prosigue– que empiezan a hacerse muy pronto diversos arreglos estéticos, de lo que se derivan dos consecuencias: primera, los rellenos, pinchazos, etc, repetidos una y otra vez, pasan factura; y, segundo, es milagroso conservar la armonía del rostro después de media docena de procedimientos estéticos"

Y tiene toda la razón. No es malo hacerse cirugía estética pero cuando eres joven disfruta de tu cuerpo tal y como es, ya habrá tiempo para cambiar. Vosotras ¿Qué opináis? ¿Qué os ha parecido el cambio de Renee?

Un abrazo para todas, nos vemos en las redes.