jueves, 18 de septiembre de 2014

Errores típicos cuando te planchas el pelo


Que levante la mano quien se planche el pelo habitualmente. No merefiero como la chica de la foto, aunque habrá alguna que lo hará y seguro que tiene muy buenos resultados, sino más bien con las planchas específicas para el cabello. Se ha convertido en una práctica habitual en los cuidados de belleza caseros y es que su facilidad de uso, su rapidez y sus estupendos resultados la convierten en una favorita entre los utensilios para modelar el cabello.

Pero ojo, es un producto que trabaja con calor y no siempre es la opción más recomendable. Cuando la usamos solemos cometer sin darnos cuenta bastantes errores que te cuento hoy aquí para que intentes evitarlos. 

LA USAS CONSTANTEMENTE

Si, suele pasar, te gustan sus resultados y no hay día que salgas de casa sin una pasadita de plancha. Debes recordar que el calor directo en el pelo, con el tiempo, lo debilita y lo estropea, combina la plancha con el secador para mantener tu pelo fuerte.

NO SABES QUÉ ES EL PROTECTOR DE CALOR


Tranquila, yo tampoco lo sabía, pero ahora sí y tengo que contároslo. El protector de calor es un producto que se aplica antes de plancharte el pelo para, como su propio nombre indica, proteger el cabello del calor. Es muy redundante pero la mayoría optan por no utilizarlo y dañan su pelo con más facilidad.

QUIERES UNA PLANCHA MUY ANCHA PARA ACABAR ANTES


Esto le ocurre sobre todo a las chicas que tienen mucho pelo. Para acabar antes prefieren tener una plancha ancha que abarque más cantidad de mechas. No es una mala idea pero todo dependerá del acabado que prefieras. Con las planchas anchas es más difícil crear hondas una vez alisado. Al contrario con las estrechas puedes ir definiendo el cabello como prefieras. Todo es cuestión de gustos. 

DEMASIADA TEMPERATURA


Más no es mejor, o al menos no si hablamos de plancha. Aunque están diseñadas para llegar a altas temperaturas, en el término medio está la virtud. Y no hace falta que os explique de nuevo por qué. Si tienes el pelo fino y débil, temperaturas bajas, si lo tienes grueso y rebelde entre medias y altas pero nunca llegando al máximo. 

PLANCHAR CON EL PELO HÚMEDO


Si lo habéis hecho os sonará ese chisporroteo habitual y el agua evaporándose, pero nada más lejos de la realidad es una práctica no recomendada. Si aplicas calor al pelo húmedo lo único que vas a conseguir es cocerlo. Procura que esté seco antes de plancharlo.

Intenta cuidar tu pelo y protegerlo del calor si quieres que se mantenga fuerte y sano. Está en tus manos. Un besazo para todas, nos vemos en las redes.