lunes, 14 de enero de 2013

La historia del sujetador


Hoy os traigo una pequeña historia que espero que os guste mucho, a mi me parece muy curiosa. Hablo del sostén, sujetador, bra o corpiño, como queráis llamarlo. Lo llevamos todos los días pero pocas veces nos preguntamos quién y cómo se inventó algo tan útil. Resolvemos el misterio, ya veréis que interesante. 

Imagen de AQUÍ


Las mujeres que vivieron hace  4.500 años antes de Cristo, es decir, hace mucho tiempo, ya intentaron sostener sus pechos de alguna manera. En la Creta Minóica usaban una especie de sujetadores que levantaba los pechos desnudos para que quedaran elevados por encima del vestuario. 




Sin embargo, varios siglos más adelante, en la la época de los grandes imperios de Grecia y Roma usaban una especie de faja que permitía reducir el volumen pecho, según la moda de la época, no me quiero imaginar... pobrecillas. 



En el Renacimiento llegó una gran emprendedora de la moda aunque poco popular, Catalina de Medici, la esposa de Enrique II de Francia. Inventó el corsé . Esta revolucionaria prenda permitiría a las mujeres reducir la cintura a medidas casi imposibles realzando y modelado un busto perfecto. Como curiosidad, Catalina de Médicis puso en vigor una prohibición a las cinturas anchas obligando a todas las mujeres a usar corsé. Esta pequeña tortura duró más de 350 años, ufff.





Entre 1850 y 1860 se popularizaron las primeras piezas de ropa interior, pero todavía eran muy bastas y poco prácticas. Algunas de ellas incluso peligrosas para la salud. Fue en 1873 cuando Olivia P. Flynt creó algo así como un corsé moderno que sostenía los dos senos con una bolsa de tela sostenida con tirantes gruesos. Más tarde la diseñadora Susan Taylor Converse perfeccionó ese diseño.






En 1893, Marie Tucek patentó una prenda que ya empezaba a parecerse a lo que hoy día conocemos como sujetador. Eran dos bolsas separadas para cada seno con tirantes que pasaban a los hombros y se unían con broches metálicos.




En esta época de boom creativo surgieron alternativas muy divertidas, por ejemplo Charles Moorehouse creó una prenda que se inflaba y agrandaba los pechos. Consistía en unas copas de hule rellenas de aire que sostenían los pechos. 

Fueron muchos los diseñadores que idearon algo así como un sujetador pero el honor de tener la patente recayó en Mary Phelps Jacobs, una señora de la sociedad neoyorquina, que en 1913 diseñó el sujetador. Mary fue invitada a una elegante fiesta y le prestaron un precioso y caro traje de noche.Dicho vestido mostraba claramente la silueta de su corsé, así que Mary Jacobs se armó de ingenio y con la ayuda de su doncella francesa, diseñó un sujetador sin espalda, usando solamente dos pañuelos blancos, una cinta y un cordón. Sus amigas se quedaron impresionadas y... surgió la moda del sujetador. (La historia de esta mujer daría para otro post entero) 



El uso del sujetador se popularizó en EE.UU en la Primera Guerra Mundial. Sustituyó al corsé porque permitió ahorrar 28.000 toneladas de metal que se destinarán a la guerra.

En los años veinte nació  la moda flapper o lo que conocemos como el relleno para las mujeres con poco pecho o masculinizadas. La inventora fue Ida Rosenthal.




A partir de esta fecha empezaron a introducirse novedades y tendencias que remodelaron el sostén. Sujetadores sin tirantes, con fibras elásticas, la clasificación de copas. En 1973 surgió el famoso Wonder Bra.





Hoy día llevamos puesto un sujetador gracias a las innovaciones de estas mujeres pioneras de la moda. Después de estos datos tan curiosos la próxima vez que compres uno piensa la larga historia que tienen detrás. Espero que os haya gustado mucho. Mañana más. 

My Great Web page