lunes, 13 de octubre de 2014

Elige tu talla de sujetador adecuada


El sujetador se impuso como un básico de la moda femenina hace ya varias décadas. Esta prenda cumple una doble función: Estética y protectora, pero para que dichos fines sean efectivos el sujetador debe adaptarse de forma adecuada al pecho de la mujer. Aunque no podría hacerse un sujetador específico para cada mujer del planeta, podemos encontrar uno adecuado entre las categorías de tallas que nos ofrecen las marcas. Así los sujetadores se dividen entre la talla y la copa en un gran amplia opción de posibilidades. Pero ¿Sabes elegir adecuadamente tu talla de sujetador? 

Portar una talla inadecuada, ya sea grande o pequeña, puede provocar irritaciones en la piel por la presión inadecuada de los aros, los tirantes o el cierre. Así mismo, aunque es raro que pueda generar una patología, si es motivo más común de los dolores de cuello y espalda de las mujeres. 

LA TALLA 


Se identifica con los números: 80, 90, 95, 100.... e indica la talla del contorno que se obtiene midiendo el contorno de la espalda justo por debajo del pecho. 


LA COPA


Que se identifica con las letras A, B, C, D ...  se obtiene midiendo toda la profundidad del pecho, a la altura de los pezones. 

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA ELEGIR UN BUEN SUJETADOR


  • Es recomendable que el tirante sea ancho, para que se distribuya el peso de la mama y no vaya demasiado tenso ni demasiado holgado. 
  • Vigilar que el aro no se clava en la piel en ninguno de sus extremos
  • Que el cierre no esté demasiado apretado ni oprima la espalda. 
  • Que esté fabricado con materiales naturales como algodón.
  • Que se adapte a la circunstancia de la mujer: Pubertad, embarazo, tras una operación, deportivo...
Vigila bien cómo es tu sujetador porque te ayudará a prevenir problemas de salud en el futuro. Hay muchas marcas, con muchos estilos y diseños, es cuestión de buscar el que mejor se adapte a ti. Un abrazo para todas, nos vemos en las redes.