lunes, 27 de octubre de 2014

Quiero una ducha perfecta



De esas que entras y parece que el mundo deja de girar. Que te olvidas de todo, te relajas y sales de ella con buenas ideas. No hace falta irse a un spa para tener esta sensación, aunque también ayudaría, en casa podemos tener una buena experiencia en la ducha, sólo hay que seguir estos consejos.

  • El tiempo máximo son 10 minutos. Parecen poco pero bajo el agua es suficiente, haz la prueba. Más allá de eso la piel se estropea.
  • Nada de agua muy caliente, y aquí soy yo la primera que peco porque me encanta, el agua debería estar a una temperatura media, templada.
  • Si combinas agua fría y agua caliente tendrás una sensación de relajación increíble. Pruébalo, como si estuvieras en un spa.
  • Si quieres que tu ducha sea relajante tómala a última hora del día. Por el contrario, si quieres que te active, deberás tomarla por la mañana temprano. 
  • No utilices productos muy agresivos con tu piel. Gel hipoalergénico y champú adecuado para tu tipo de piel. A mi me encantan con olores agradables, mejoran mi experiencia en la ducha. Pero vosotras podéis elegir lo que más os guste.
  • Enjabónate con suavidad, dando un pequeño masaje al cuerpo. Ampliará tu sensación de relajación.
  • Dependiendo del tipo de alcachofa que tengas, podrás optar por chorros de masaje o no, os las recomiendo, no querréis salir de la ducha. 
  • Y por último, para complementar tu experiencia en la ducha, puedes añadir un poco de tu música favorita un una vela aromática.

Muchas mujeres disfrutan el momento de la ducha porque es el único momento del día que pueden estar realmente solas. Aunque sean 10 minutos al día pero hay que disfrutarlos en condiciones ¿No? Un besazo para todas, nos vemos en las redes.