lunes, 23 de junio de 2014

La historia del maquillaje

El maquillaje es un básico de belleza en la vida de muchas mujeres, e incluso podría quitar el término "belleza" y declarar que el maquillaje es un básico para la vida de muchas mujeres. Para algunas es un fiel aliado diario, para otras un amigo esporádico, pero para casi todas un elemento que ayuda a mejorar el aspecto y a mirarse al espejo con una sonrisa.


EL ORIGEN DEL MAQUILLAJE

Pero ¿Por qué? ¿De dónde viene esta tradición? ¿Las mujeres se han maquillado durante toda la historia? La realidad es que hay que remontarse muchos años atrás para datar el origen del maquillaje. Son los egipcios los primeros en utilizar tintes y ungüentos para decorar sus rostros.

La reina cleopatra y las mujeres egipcias utilizaban colores fuertes para resaltar sus ojos, resultados de mezclar tierras, tintas y cenizas. Ellas fueron las primeras datadas en pintar sus labios con carmín, no el que conocemos hoy en día, pero algo parecido. 

En las tumbas de los faraones se han descubierto restos de maquillajes como ofrendas, dándonos a entender la gran importancia que tenía el maquillaje para esta sociedad.



GRECIA Y ROMA

Años después, en la cultura griega y romana el maquillaje cobra aún más importancia entre las mujeres. Intentaban blanquear su piel a base de yesos, harinas o tizas y oscurecer sus ojos con otro tipo de mezclas. El resultado no era muy bueno pero nos ayuda a entender de dónde viene nuestra pasión por el maquillaje.


EDAD MEDIA

Después de estos dos grandes imperios el salto  histórico es bastante grande. Durante la edad media parece que eran pocas las mujeres interesadas en este tipo de ungüentos y eran prostitutas o las mujeres de clase baja las que maquillaban sus rostros. 


EL RENACIMIENTO 

El renacimiento histórico también lo fue para el maquillaje, tardó en reaparecer entre las clases altas pero poco a poco mejoraron los productos y las mujeres volvieron a aficionarse a la moda del maquillaje. 

A principios del s. XIX en la corte francesa las mujeres blanqueaban sus rostros con ceras y polvos. Tener un rostro pálido era signo de grandeza, de clase, las mujeres morenas eran las que trabajaban de sol a sol y con los blanqueamientos ayudaban a marcar las diferencias de clase.

Fue entonces cuando empezó también a combatirse los símbolos del envejecimiento. Se puso de moda una técnica conocida cómo  "Esmaltado de la cara" que consistía en aplicar al rostro diferentes compuestos para que rellenaran las arrugas y diera un aspecto joven. La verdad es que debía resultar bastante incómodo y los productos utilizados normalmente eran muy venenosos. 



MEDIADOS DEL S. XIX 

Adelantándonos un poco más en el siglo empieza a aparecer el maquillaje como lo conocemos actualmente. Surge la primera barra de labios, una mezcla de mantequilla fresca, cera de abeja, raices de un colorante natural y pulpa de uva, todo ello sin producir efectos secundarios. Una maravilla.

Con el auge del cine el maquillaje empezó a ser un summun de belleza, todas las mujeres querían imitar a las guapas actrices que salían por las pantallas. 

SIGLO XX

Hoy en día el maquillaje ha evolucionado a pasos agigantados, el mundo de la belleza y la cosmética es un negocio que nutre de productos a miles de mujeres. Pintarse la cara ya no denota clases, todas pueden hacerlo, con más o menos estilo, eso ya depende de cada una. 

Ahora cada vez que vayas a maquillarte imagina todo lo que ha evolucionado esa barra de labios que tienes en las manos. Espero que os haya gustado este post, un besazo a todas, nos vemos en las redes.